“Ya he probado el masaje del fisio, estiramientos como si no hubiera un mañana, la punción seca, frío y calor, el taping, qué sé yo… Y no mejoro.”

El masaje terapéutico, los estiramientos, las alternancias de frío-calor, los ultrasonidos y las ondas de choque, la onda corta, etc. son tratamientos habituales para tratar las sobrecargas y contracturas musculares.  Las acciones que realizan sobre el músculo contribuyen a mejorar el riego sanguíneo y a limpiar los desechos metabólicos acumulados. Suelen ser necesarias varias sesiones y varias semanas de descanso (muy variable según la lesión, la persona y el tratamiento) hasta que se restablece poco a poco la normalidad, y el éxito es también muy variable.

Otra alternativa común es la punción seca. Un fisioterapeuta experto te puede tratar localizando con precisión los nudos de la contractura y, con unas agujas similares a las de acupuntura, hacer una punción en cada nudo. Si la aguja accede con precisión al punto gatillo (al “nudo”), la punta corta algunas fibrillas e interrumpe algunos de los mecanismos neurotransmisores atascados.

Sin embargo, la punción seca tiene algunas limitaciones. La inserción de las agujas no es quizás “dolorosa”, pero sí un poco desagradable, aunque realmente depende mucho de la persona y de si le dan miedo las agujas. Por otra parte, los puntos gatillo pueden no ser fácilmente accesibles, bien porque la contractura esté en fibras internas o porque el músculo como tal esté cubierto por otros (el sóleo, por ejemplo, cubierto por los gemelos), por lo que alcanzarlos con las agujas a menudo no es fácil. También puede haber muchos puntos gatillo, y algunos bastante “escondidos”, de modo que alcanzarlos todos con precisión puede ser muy difícil, lo que limita la efectividad del tratamiento.

Cómo funciona el reset muscular


reset2run es una tecnología de Neuroestimulación Muscular Profunda de eficacia demostrada. La tecnología de reset2run es diferente porque accede a la raíz del problema: acumulaciones de acetilcolina.

Los masajes, la punción seca, la electroestimulación tradicional... tienen un funcionamiento muscular superficial. En cambio, reset2run utiliza una corriente suave pero muy específica y dirigida para alcanzar la placa motora donde se encuentra la acumulación de acetilcolina. 

Tras el reset el músculo se relaja, la sangre fresca puede llegar de nuevo con oxígeno y nutrientes y recoger los desechos metabólicos que se acumularon mientras duraba la contracción permanente.

La segunda gran ventaja de la tecnología de reset2run es que facilita mucho localizar y actuar con precisión sobre todos los puntos gatillo de acumulación de acetilcolina, y no sólo los más superficiales y accesibles:

  • actúa sobre los puntos principales… y también los secundarios
  • es mucho más fácil localizar todos los puntos, sin que queden nudos escondidos sin tratar
  • permite alcanzar no sólo los puntos gatillo superficiales, sino también los profundos.

Por eso es mucho más eficaz que otros métodos.

“Significativamente mejor que el masaje”  American Journal of Physical Medicine & Rehabilitation

, incluso en pacientes que no han logrado mejoría con otros métodos (pacientes crónicos “refractarios” a tratamientos tradicionales).

“Eficaz y seguro para el tratamiento del dolor muscular en todo el cuerpo.”
International Journal of Physical Medicine & Rehabilitation

El tratamiento con reset2run es, en cierto modo, un “reset” para el músculo; como “apagar y encender”, para entendernos.

El músculo se libera por fin del círculo vicioso de mecanismos neuromusculares que lo mantenían agarrotado y el proceso de curación es más rápido (ver tensiomiografía).

“Eficaz como preventivo de sobrecarga y en el diagnóstico y tratamiento (rehabilitación).” British Medical Journal

La tensiomiografía. O cómo ver en laboratorio si un músculo mejora.

Fotografía: Wikipedia

Hay varias formas de valorar la eficacia de una sesión de tratamiento de una lesión muscular. Por ejemplo, el nivel de dolor y molestia referido por el paciente (se gradúa en una escala de 1 a 10 y se pregunta antes y después del tratamiento). O el rango de movimiento que se puede alcanzar (por ejemplo, si la molestia es en el cuello, cuánto “giro” de la cabeza se puede hacer antes y después del tratamiento). También se pueden hacer pruebas de fuerza: si se puede mantener de pie a la pata coja, si se puede o no flexionar las piernas y hasta qué punto, etc. Estos métodos son válidos para observar si la sesión ha producido una mejora o no en el estado del músculo o tendón, pero sin duda tienen una componente subjetiva, tanto por parte del paciente (él mismo valora su nivel de dolor) como de las personas que lo tratan (al medir aproximadamente el rango de movimiento). .

Se puede usar un método más preciso y objetivo en laboratorio para valorar la respuesta muscular: la tensiomiografía. En esta prueba se hace una estimulación del músculo a la vez que unos sensores registran los datos de la contracción

Se obtiene un conjunto de 5 datos, pero dos de ellos son los más relevantes:

  • Tc: El tiempo de contracción: cuánto tiempo tarda el músculo en contraerse al máximo.
  • Dm: El desplazamiento máximo: cuánto se desplaza el músculo al contraerse. Si se desplaza poco, quiere decir que ya está en sobrecarga o contractura previa (y por tanto contraerse más adicionalmente es difícil).

Es útil comparar la respuesta de un músculo sano y uno afectado por la lesión. Por ejemplo, comparar ambas piernas si solo una de ellas está afectada.

La imagen a tu izquierda muestra el esquema de la tensiomiografía del músculo vasto lateral de un paciente con problemas de cuádriceps en su pierna izquierda. El tiempo de contracción es claramente mayor en el músculo afectado. Y el desplazamiento es muy pequeño comparado con el que puede hacer el músculo sano.

Tras el tratamiento con Reset2Run, la medición de tensiomiografía en laboratorio muestra que las curvas de respuesta de la pierna izquierda y derecha apenas tienen diferencia.

El día después

Si has recuperado tus piernas, no pierdas la cabeza.

Un Reset Muscular es muy efectivo, mucho más que los tratamientos tradicionales y después de hacerlo te sentirás mucho mejor. La sensación principal es de relajación, tanto más intensa cuanto más amplia haya sido la zona de tratamiento. Notarás también que la movilidad del músculo se ha recuperado casi por completo. Al día siguiente, notarás claramente que el músculo ha podido oxigenarse durante la noche y que se encuentra mucho mejor. Significativa y claramente mejor.

Pero ojo, no es un milagro. No es un bálsamo de fierabrás que lo cura todo al instante. Es capaz de liberar al músculo de las acumulaciones de acetilcolina y que por fin pueda relajarse de nuevo, pero eso no es la curación completa, porque recuerda que durante la lesión el músculo ha sufrido una hipoxia prolongada, una falta de oxígeno continuada que lo ha debilitado. Cuanto más tiempo haya durado esa hipoxia y más intensa haya sido, más débil estará el músculo. Por tanto, es importante que vuelvas a entrenar de manera progresiva, con tanto más cuidado cuanto más fuerte haya sido la lesión. Que te sientas mucho mejor no quiere decir que tus músculos hayan vuelto a su potencia anterior. Están bien, pero débiles. Han estado en hipoxia y eso los ha debilitado. Vuelve a entrenar con cuidado y dales la oportunidad de hacerse fuertes de nuevo.

 

reset2run acelera mucho la curación de ese músculo debilitado y reduce el tiempo de recuperación. La sangre fresca oxigenada no sólo proporciona por fin el oxígeno y los nutrientes que tanto se necesitaban, sino que trae consigo mioblastos y fibroblastos, que son las células encargadas de crear nuevo tejido. Los recién llegados mioblastos y fibroblastos, ahora sí, pueden comenzar la reparación muscular. Crean nuevo tejido que sustituye al dañado, y si los ayudas con una vuelta progresiva al entrenamiento, harán que el músculo sea mejor, más coordinado y más fuerte que antes de la lesión.

Es importante que durante el proceso de recuperación evites tomar antiinflamatorios (ibruprofeno, aspirina, diclofenaco, piroxicam, etc.) Se ha observado que los antiinflamatorios reducen los mensajes que reclaman la presencia de mioblastos y fibroblastos y, si llegan menos, la recuperación es menor y más lenta. Si tienes molestias o te duele la cabeza, puedes tomar paracetamol (que no tiene efecto antiinflamatorio).

También es bueno que procures dormir lo suficiente (los estudios muestran que para favorecer la recuperación debes dormir al menos de siete a nueve horas). Mientras duermes, el proceso de recuperación muscular se acelera, puesto que la sangre fluye mejor en posición horizontal y los mioblastos y fibroblastos tienen la oportunidad de ponerse a trabajar a pleno rendimiento.

Es posible que si tenías la lesión desde hace bastante tiempo o era muy intensa tengas que hacer alguna sesión adicional, especialmente si se trataba de una lesión crónica (la clásica lesión persistente que te acompaña desde hace meses). En el equipo de Cristina Díaz & Co te recomendarán qué es lo mejor. Si es necesario que hagas una nueva sesión, te aconsejarán hacerla cuanto antes en lugar de esperar.

Si tienes dudas, ponte en  y podremos orientarte.