Cómo eliminar 4x veces más rápido una sobrecarga o contractura

Tanto las sobrecargas como su versión aguda las contracturas tardan en curarse por sí solas. Algunas fibras han entrado en un estado de contracción permanente del que no pueden salir por sí solas. Se ha activado un mal funcionamiento de algunos mecanismos neuromusculares profundos que indican erróneamente al músculo que debe seguir en contracción. Al principio son pocas fibras, y es lo que notamos como sobrecarga. Sin tratamiento ni modificación de los entrenamientos más fibras evolucionan progresivamente al estado de contracción permanente.  Y seguirán en ese estado durante muchos días, ya que el mal funcionamiento neuromuscular tarda mucho tiempo en desaparecer por sí solo.

Mientras dura la contractura, el músculo sufre

El problema no es solo que no puedas correr, sino que mientras dura la lesión tu músculo sufre y se va debilitando progresivamente. Durante la contractura se reduce fuertemente el aporte de oxígeno y de nutrientes al músculo.

Y no solo eso, sino que la limpieza de desechos metabólicos se ve también muy afectada, produciendose una acumulación de sustancias dañinas que no están siendo retiradas.

Una contractura es como un entrenamiento "en negativo": cuanto más dura, más debil se vuelve el músculo.

Esta combinación de factores negativos somete al músculo a un fuerte estrés, y hace que las fibras musculares reduzcan su tamaño y su potencia. Por tanto, la perspectiva no es solo que vayas a estar parado durante muchos días, sino que cuando vuelvas a correr tu músculo estará muy afectado. 

Los tratamientos tradicionales son poco eficaces porque solo actúan en la superficie

¿Cómo acceder con un masaje a las fibras internas con el nudo neuromuscular si por encima hay numerosas capas de otras fibras?

Seguro que estás probando los métodos tradicionales de tratamiento: el masaje terapéutico, estirar y estirar continuamente, el kinesiotaping…

Y por desgracia estarás comprobando tú mismo que son poco eficaces para aliviar el problema. Ves que va pasando el tiempo, y que lo que creías que era cosa de tres o cuatro días sigue igual sin apenas avances

Y es que el nudo del problema está en el interior del músculo. Los músculos son estructuras gruesas, con múltiples capas de fibras superpuestas. A menudo las fibras atascadas en contracción están profundas, tapadas por numerosas capas superpuestas, a lo que hay que sumar la protección de la piel y la amortiguación de la grasa subcutánea. Y por si fuera poco, muchos músculos están literalmente recubiertos por completo por otros (por ejemplo, los gemelos recubren por completo al sóleo).

Los tratamientos tradicionales solo actúan en la superficie, y eso limita enormemente su eficacia.

Ahora hay una solución realmente eficaz El reset muscular

La tecnología avanza, y ahora sí existe un método realmente eficaz para acceder al nudo interno del problema. El reset muscular es un tratamiento que usa tecnología derivada de los sistemas de investigación neuromuscular. Al contrario que los tratamientos tradicionales, es capaz de acceder a las capas más internas y eliminar el nudo del mal funcionamiento.
Si no te atreves a probar algo nuevo, quizá te estás perdiendo algo grande.
Descubre cómo funciona el reset muscular. Recibe gratis en tu email la Guía de Cómo Eliminar Tu Contractura