Las molestias musculares tienen una especial predilección por la espalda y el cuello. Quién no ha tenido alguna vez un molesto “nudo” más o menos intenso que le ha fastidiado durante días o semanas.

En algunos casos estas molestias se hacen por desgracia semi-permanentes.  Muchas personas se rinden pensando que “su espalda es así”, pero no es correcto. Los pinzamientos de nervios, hernias discales o problemas de artritis (los verdaderos problemas “estructurales”) son solo una parte ínfima de los dolores de espalda. Lo más probable es que solo sea un problema muscular difícil de tratar con los mecanismos tradicionales (masaje, calor...) pero que responde muy bien a reset muscular.

En reset2run podemos ayudarte a identificar bien la lesión y aconsejarte la mejor solución. Pide una cita, hazte un reset muscular y elimina de una vez la causa raíz de tus contracturas de espalda. 

PD Si eres corredor, te interesará esta página especifica para molestias de espalda en corredores.

Da el primer paso ahora

La causa principal de los dolores de espalda es postural: cómo nos sentamos, cómo andamos, cómo corremos…

La espalda es un complejo mecanismo muscular. Cuando mantenemos una postura incorrecta muchos músculos han de mantener una tensión continua, a menudo durante mucho tiempo. Una postura incorrecta es un esfuerzo continuo, un “estrés mantenido” que daña al músculo.  Veamos un ejemplo para entenderlo mejor. Si alguien nos estira del brazo durante unos segundos puede ser una molestia menor. Pero si lo hace durante una hora, nos hará daño inevitablemente.

Los problemas ocurren en la placa motora, que es donde nervios y músculos se juntan. En un funcionamiento normal, en las placas motoras se segrega un neurotransmisor llamado acetilcolina, que es el encargado de indicar al músculo que debe contraerse para generar fuerza. Tras la contracción, la acetilcolina se reabsorbe y el músculo se relaja. Éste es el funcionamiento normal.

Pero debido a la mala postura que causa estrés repetitivo y continuo, varias placas motoras pueden empezar a funcionar mal, segregando demasiada acetilcolina que luego no se reabsorbe. Si hay excesos y acumulaciones de acetilcolina, varias zonas del músculo entran en un estado de contracción permanente de la que ya no logran salir. Esos puntos de contracción permanente por exceso de acetilcolina son precisamente los “nudos” que tocamos con la mano.

La presencia de nudos es un síntoma inequívoco de que el problema tiene origen muscular. Pueden ser más o menos intensos y dolorosos. A veces no se llegan a notar al tacto porque están en capas musculares tapadas por otras, pero sentimos su presencia por ese dolor tan conocido y típico.

Sí, es posible que la causa puede ser un pinzamiento, hernia, etc. Pero es muy infrecuente. En cualquier caso, es recomendable que acudas a un fisioterapeuta para que te asesore. En reset2run podemos ayudarte porque tenemos mucha experiencia en dolores posturales.

Los tratamientos clásicos que nos prescriben son el reposo (¿cómo se “reposa” de una mala postura?), calor, antiinflamatorios (ineficaz porque no hay nada “inflamado”, solo sobrecargado) y masaje terapéutico, a veces combinado con punción seca (agujas).

El principal problema de estos tratamientos clásicos es que no son muy eficaces para eliminar bien las acumulaciones de acetilcolina. Sin duda contribuyen, pero no logran erradicar el problema de raíz, y se necesitan muchas sesiones para notar algo de mejoría. Si ya los has probado antes y no acabas de sentirte bien, nos gustaría recomendarte que esta vez probaras un reset muscular. 

La neuroestimulación muscular profunda produce un reset muscular, que sí actúa deshaciendo las acumulaciones de acetilcolina, y por tanto actúa en la raíz del problema

Aunque el reset muscular deshaga totalmente las acumulaciones de acetilcolina, hay que hacer algo para tratar de evitar que el problema vuelva a aparecer.

La causa principal de los dolores de espalda es postural: cómo nos sentamos, cómo andamos, cómo corremos… Pero se ve agravado si nuestra musculatura de la espalda está crónicamente débil porque nuestro estilo de vida es menos activo de lo que nos gustaría. O bien porque está desequilibrada con respecto al resto del cuerpo o lateralmente (por ejemplo, porque practicamos preferentemente algún deporte que trabaja de manera poco uniforme la musculatura de la espalda). En reset2run colaboramos con Cristina Díaz & Co (ex atleta de élite con más de 10 años de experiencia en recuperación deportiva), que pueden ayudarte con ejercicios específicos para corregirlo.

Procura no tomar antiinflamatorios (aspirina, ibuprofeno…), porque interfieren en la recuperación muscular. Inactivan los mioblastos, que son las células encargadas de recuperar el músculo. Si de vez en cuando tienes molestias es mejor tomar paracetamol.